Recarga de Acuiferos en Coquimbo

Un total de $600 mil euros, aportados en igual cantidad por el gobierno de los Países Bajos y Gobierno Regional de Coquimbo, será el financiamiento para desarrollar un programa piloto, pionero en el país, de recarga para los acuíferos de Elqui Bajo y Pan de Azúcar. Se trata de la segunda etapa que contempla el proyecto Gestión Integrada y Uso Eficiente de los Recursos Hídricos, Giragua, presentado por Deltares de Holanda, junto a Arcadis Chile y el Gobierno Regional de Coquimbo, a través de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo, CRDP, que en una primera instancia contempló la creación de una gobernanza del agua, compuesta por todos los sectores involucrados en su administración, así como, información, modelación y gestión de los acuíferos.

PROYECTO COMENZARÁ EN ABRIL DE 2019 Hans Van Duijne, jefe del proyecto por parte de Deltares, explica que en esta segunda etapa, que comenzará a desarrollarse en abril del 2019, y tendrá una prolongación de dos años, se obtendrán dos datos importantes: El volumen del agua que sirva para abastecer el subsuelo y la velocidad de recarga, es decir, cuanto tiempo se necesita para rellenar el acuífero, con recurso excedente proveniente principalmente del Río Elqui. “El Gobierno holandés ha visto que el trabajo coordinado por la CRDP es bastante confiable y, además, este proyecto significa un ejemplo cuyo conocimiento se puede aplicar en otros lugares. De hecho, queremos traer organizaciones, fuera de la cuenca y conformar grupos de observadores para que aprendan de esta experiencia”, aseguró Van Duijne. “El modelo que se aplicará en la región es pionero en Chile, está centrado en mejor gestión del agua, utilizando combinación de aguas superficiales y subterráneas para fortalecer un acuífero. Como Gobierno Regional estamos apoyando esta iniciativa, que además, ayudará a mantener y mejorar la productividad de una zona ante escenarios de escases hídrica, considerando el consumo humano y la producción agrícola” indicó la Intendenta y Presidenta de la CRDP, Lucía Pinto. LA REALIDAD DE LOS ACUÍFEROS El acuífero Pan de Azúcar abastece el consumo humano de la localidad de Pan de Azúcar, la zona Costera de Coquimbo, (Guanaqueros, Tongoy) y Andacollo, así como también, la actividad agrícola y APRs, mientras que, en Elqui Bajo, el agua se utiliza para la ciudad, la agricultura y el sector industrial. En Pan de Azúcar, según el Presidente de la Asociación de Agua Potable Rural, Jaime Castillo, el acuífero ha mostrado una disminución de un 25% en los últimos diez años. “De no ser intervenido estamos sujetos a los años de lluvia. Tener esta reserva nos da tranquilidad para garantizar la vida humana, la agricultura y la industria”, asegura. A juicio de la Junta de Vigilancia del Río Elqui, esta relación de buenas voluntades es estratégica para los usuarios de aguas superficiales de la cuenca, porque permite aumentar el conocimiento de una unidad hidrogeológica poco conocida en la cuenca. “Va a permitir conservar y mejorar la condición de la fuente de abastecimiento del acuífero. Luego, permitirá evaluar y tomar acciones a una escala suficiente y obtener un impacto real a partir de una mirada de gestión integrada de la cuenca, es decir, aprovechar el agua subterránea en tiempos de déficit y disminuir la oferta del recurso superficial”, indicó Mario Jofré, Director de la Junta de Vigilancia del Río Elqui.